Funcionamiento de los dispositivos de vision nocturna

Al contrario de lo que nuestros ojos nos dicen en la oscuridad si hay luz pero es extremadamente débil, tan débil que no podemos ver nada.

Las gafas, binoculares o catalejos de visión nocturna captan esa luz tan débil y la multiplican por 25.000, de repente, con una gafas verdosas la noche se convierte en día.

Pero si nos preguntamos bien nos dirigiremos a una incógnita que debemos resolver, ¿Cómo funcionan estos artefactos de visión nocturna?

Pues el principio es muy sencillo, para amplificar la luz los artefactos de visión nocturna convierten la luz en electricidad, la amplifican y vuelven a convertirla en luz. ¿Cuál es el resultado?, pues la respuesta es luz amplificada.

El primer paso del proceso, es capturar la poca luz que haya, cosa bastante fácil con este objetivo. El proceso de funcionamiento de los artefactos de visión nocturna es la siguiente:

La luz pasa por las primeras lentes, su recorrido se ve ligeramente alterado por tres lentes más que reducen la distorsión y pues listo, la luz queda capturada. Se trabaja con la luz para transformarla en electricidad, pues es mas fácil de amplificar. La sustancia especial que cubre el primer disco de cristal a utilizar usa la energía de la luz para propulsar pequeñas partículas llamadas electrones hacia el siguiente disco, un electrón propulsado es un electrón en movimiento, pues para dar constancia de esto, los electrones en movimiento son electricidad.


El siguiente paso para que se pueda dar este proceso se le denomina la amplificación pues de esta se encarga el segundo disco, tiene el aspecto de un colador, quizás no se pueda uno dar cuenta a simple vista pero este disco mencionado está lleno de agujeritos y cada uno de ellos es un túnel, pues son llamados “túneles sesgados”, cuando un electrón se acerca rápidamente y este colisiona con la pared del túnel el impacto sintetiza otro electrón en la superficie de la pared, ahora ya hay dos electrones, estos electrones colisionan con la pared del túnel y cada uno de ellos crean nuevos electrones; ahora son cuatro electrones los que colisionan contra la pared y cada uno de ellos sigue creando cada vez más electrones. Esta pequeña infinita reacción en cadena conlleva a unos resultados gigantescos pues por cada electrón que entra en el disco salen unos 100 electrones pues a más electrones más electricidad, ahora hay que volver a transformar toda esa electricidad en luz.

El proceso implica otra sustancia que tiene unas propiedades muy interesantes, una sustancia fosforescente que absorbe la energía de los electrones para producir unas partículas llamadas fotones (luz verde), ahora bien porque los fotones tienen que ser de color verde y no azul, quizás roja, amarilla o naranja pues esto es debido a que el ojo humano es especialmente sensible al color verde, la luz resultante es 25.000 veces más brillante que la que entra por cual artefacto de visión nocturna utilicemos (binoculares, gafas, catalejos), ahora es mucho más fácil ver el débil resplandor de la luna creciente, de las estrellas o de los rascacielos lejanos.

Un prisma y tres espejos duplican la imagen y envían a cada ojo dos imágenes idénticas. ¿Qué pasaría si usáramos los artefactos de visión nocturna en un lugar donde no hubiera nada de luz? Un ejemplo de ello sería en una cueva o en un hangar cerrado; en ese caso solo tendríamos que encender la lámpara de luz infrarrojo, la luz infrarroja no es visible para el ojo humano pero si que son visibles para los ar

tefactos de visión nocturna, el proceso es exactamente igual que el de la luz ordinaria.

Los artefactos de visión nocturna transforman la luz infrarroja en electricidad, la amplifican y la hacen visible; podemos usar esta luz para ayudarnos a iluminar un escenario sin que nos vean pues a menos de que nos encontremos con otra persona que también lleve un artefacto de este tipo.

Un detalle importante es que el grado de visión de estos artefactos generalmente son 40 grados como máximo pues el ser humano está acostumbrado a tener un campo de visión de 190 grados lo que significa que utilizarlas debemos compensar la situación y mirar de un lado a otro varias veces.

Otra manera en como vemos la visión nocturna a través de sus artefactos se debe mediante a la imagen térmica; esta consiste en la localización de toda la frecuencia infrarroja (también se identifica el calor corporal), que se escurre por consecuencias de una serie de sensores que después pasa por el termógrafo (presenta gráficamente la temperatura emitida de un objeto) para mostrarla con escala de colores.

Describiendo un poco ya lo que es la visión nocturna y su funcionamiento podemos determinar que desde su invención como herramienta para el desenvolvimiento humano en la oscuridad nos ha traído consigo un adelanto en distintos aspectos de su posible utilización.

Esta utilización pasa primero por las necesidades humanos al momento de buscar alternativas de visión y bien si se refiere a un campo en el cual es considerado más hostil como lo son las zonas en donde no se muestran focos de luz a la vista humana, un ejemplo de la ampliación de estos artefactos de visión nocturna la podemos ver con frecuencia en los ejércitos más poderosos del mundo, como el ejército de EE.UU el cual utiliza para sus operaciones al momento de la búsqueda de un objetivo con sigilo y precisión. Otro aspecto a considerar de la utilización de los artefactos de visión nocturna es a manos de los cazadores que si bien son ciertas las actividades de caza podría hacerse en el transcurso del día por la luz del sol, a su vez los cazadores prefieren o consideran que emplear esta labor es más efectiva de noche. Es por esto que deciden utilizar binoculares con las facultades de visión nocturna para poder permanecer desapercibidos por los depredadores cercanos y conseguir a su vez la presa sin inconvenientes.