Historia de los dispotivos de vision nocturna modernos

 

Una de las inspiraciones del ser humano al momento de crear los visores y binoculares nocturnos se debe a los animales, aquellas especies que según estudios realizados se determinan que pueden ver en la oscuridad. Podemos decir que existen dos tipos de visión nocturna:

  • Por aumento de luz
  • Visión térmica

Estas son utilizadas por los animales. El contenido de la retina de un animal (parte trasera del ojo del animal en donde se modela la imagen) está formada en casi su totalidad por dos tipos de células delicadas a la luz denominada como bastones y conos. Los bastones tienen como responsabilidad potenciar aquellos estímulos de iluminación pequeños.

Historia de la implementación de la visión nocturna por el ser humano

La utilización de la visión nocturna y su aplicación por la inteligencia humana tiene su inicio a partir de 1930 la cual se inició la experimentación de la intensificación electrónica de la luz y pues a consecuencia de estos las tecnología que implementamos para poder ver en la oscuridad se hizo accesible luego de 20 años después de su experimentación. A pesar de esto, estas transformaciones de la luz infrarroja no poseían mucha sensibilidad y a consecuencia de esto necesitaban una herramienta adicional que iluminara la zona con esta luz, a este se le conoce por el nombre de “activos”.

Las herramientas de visión nocturna para la época por lo general tenían desventajas en su utilización, pues era necesario obtener una gran fuente de luz en donde la parte sensitiva de visión del ojo del ser humano era filtrada lo restante, la luz infrarroja pues siendo invisible para el ojo del ser humano iluminaba la zona. Pues si embargo los equipos utilizados en la época era pesado y aparatoso. Esto trajo consigo la integración de los intensificadores de luz mejorados haciendo que el sistema descrito quedara obsoleto.

Equipos y usos de los artefactos de visión nocturna

Según sus aplicaciones podemos mencionar aquellas que se enfocan en los campos de visión estrecha y de campo de visión ancha o abierta.

La visión estrecha nos da la facultad de poder observar en un ángulo de aproximadamente 9 grados más o menos, pero a su vez esta tiene consigo una ventaja de estar fusionadas con un gran alcance. Lo cual las hace preferiblemente de uso para los francotiradores, binoculares, o cual artefacto que posea la habilidad de aumentar la visión a alcances no poseídos por el ser humano.

Los de visión ancha sin embargo se consideran de corto alcanza, pues estos suelen ser de vista panorámica que suele ser usada por los conductores de tanques de guerra, soldados de fuerzas especiales y aquellos que no tiene que tener la necesidad de observar desde lejos.

Algunos de los artefactos utilizados para la visión nocturna pueden ser; equipos portátiles, estos usualmente son utilizados por soldados. Generalmente son montados sobre fusiles de asalto, lanzagranadas, ametralladoras, pistolas, entre otras. Son utilizados también por pilotos de algunos tipos de aviones en específico como el avión “Harrier” (avión militar de origen británico) en despliegues nocturnos.

También en este tipo de equipos encontramos artefactos como los binoculares o monoculares. Son utilizados generalmente por cazadores o vigilantes nocturnos para un mayor sigilo y efectividad para detectar un objeto en movimiento.

Otro instrumento importante para poder ver en la oscuridad son los anteojos de visión nocturna; estos aparecieron en los años  70`a lo que se le denominan como de segunda generación, pero a su vez también se encuentran los de tercera generación. Estos nos dejan en ambientes de luz estelar sin ninguna dificultad, pero sin embargo es posible crear una mejora en la actuación a consecuencia de las condiciones externas que estas afecte (condiciones atmosféricas, limitación de la visión, etc).

Uno de los artefactos de mayor utilización en lo que al tema de guerra y fuerza militar se refiere podemos mencionar a los equipos de visión nocturna para uso vehicular. Entre los artefactos comunes usados en estos son los tanques militares. En general los mejores instrumentos utilizados para este tipo de vehículo son los que conllevan imagen térmica, pues se adapta a cualquier condición de clima contrario, dejándonos ver a su vez ciertos camuflajes. Este tipo de sistema es considerado un poco costoso pues se la utilización de los intensificadores de luz suelen ser menos costoso pues el uso a su vez generan los mismos efectos.

En nuestra época es esencial en el aspecto armamentístico empezar una operación que implique una defensiva sin la utilización de los dispositivos o artefactos de visión nocturna tanto propias como del adversario o enemigo. Una de las operaciones en donde más se utilizó la visión nocturna fue en la denominada “Tormenta del desierto” en donde quedó evidenciado lo útiles que pueden ser estos artefactos para poder conseguir objetivos, en este caso militar. Otra de las guerras en donde se empleó el uso de estos dispositivos fue en la denominada “Noches en el infierno” o “Segunda Guerra del Golfo” que se realizó en Bagdad en donde los soldados americanos emplearon estas herramientas para poder tomar de noche la ciudad, este conflicto comenzó a mediados de marzo de 2003 y termino en diciembre del 2011, que fue consecuencia al descubrir que Irak poseía armas de destrucción masiva, de supuestas colaboraciones con el terrorismo, y en un rango menor de ser participe o estar envuelto en los acontecimientos que ocurrieron el 11 de septiembre del 2001 en el atentado de las torres gemelas (World Trade Center).